domingo, 24 de febrero de 2013

MOKA

Hombre.

Paquetes expuestos de torrefacto
en la sección de cereales.

De marca blanca:
Achicoria
que no te sacia
a buen precio.

Otros...

Envases envueltos
en papel luminoso:
Un brillo
que esconde de nuevo,
250 gramos de soez,
incapaz de quitar el sueño.

Luego,apuesto por uno
con bouquet y caro.

En un mes
tres cafés han profanado
el embudo de acero inoxidable.

Me quedé con el
que inyecta
en mis venas
su cafeína.

Sorprendiendo mis pezones
en forma
de flan-visón.

El que trémulas abre mis piernas
en escuadra
al deleite
de su llama.

Cuando bulle el émbolo,
su nombre
traspasa prieto el café
con su agua.

La lengua laminada
que sorbe
el tazón.

Asa,su columna
arqueada
que inicia
la danza acuática
trasformando
los granos
en brebaje.

Incendiando la encimera
huele ya su aroma
la nariz
desbordando
la madrugada silenciosa
mientras juntos
somos expreso.

MEMORIA VICENTE CLAUSELL MORALES:ULTIMA ESTACIÓN

Andaba el mes de abril
y las esponjas marinas de tu pecho
padre se secaban.

El coche conducía
y el volante se mareaba
ante unas manos
que habían amado
tanto la tierra
y el cielo.

Las rodillas en "ele",
minúsculas
para tocar el claxón
que pronto añoraría
tu nombre.

Padre ,mis quemaduras
impedían ver
tu incendio.

Y mimado
me arrullabas.

Sentados ambos
con la última primavera,
quise saber el secreto de la vida
del uranio que regeneraba
el sentido de las pequeñas grandes cosas:

-Jorge,recuerda hay cuatro puntos cardinales
que esconde la brújula
de un padre.
Veros reunidos bajo el sauce
los domingos
y observar la hortaliza escrita
en los ojos de mis hijos,
la humareda de una paella materna,
cuatro gotas picantes
en el café
y no olvidarse nunca
que aunque duelan la espuelas,
la cremallera
de dientes de ajo
de esta maleta existencial
es una familia unida.

jueves, 14 de febrero de 2013

COCO RAZONES

Amado mío
hierve en el cazo
la cena de tu olvido.

Amado mío
de luto
se ha vestido la cortina.

Dormitorio sin luz
y doce botellas de cerveza
huecas
por vela.

Amado mío
me siento la carta de embargo,
la multa por arrancar
la flor del parque.

Y leo en su imprenta
golondrina
que ahora viven en un vertedero.

Sin cáscara
ni carpeta.

Folio humedecido
por el charco de lavar
en el fregadero
un solo vaso,
un solo plato,
un cuchillo
de sierras Andinas.

Amado mío
quemé el guiso,
la camisa de nylon
y ahora
espero la melodía
de Rita
mientras
el agua cuece
tu último ramo de flores
un manojo de acelgas
y espinacas.

Amado mío.
Amada mía.
Y sin embargo de nada ni de nadie.

     Lluïsa  Lladó.


miércoles, 13 de febrero de 2013

ROGER DE LIS

Traes con tus manos rotas
una olla de cardos
para saciar la cazadora de mi tórax,


me acunas en noches
cuando la locura
borda mis pupilas
en uvas.

Ángel que me cuida,
adorna con tu plumaje
pavoneando tu sazón.

Alimento,
paseas el vestido
de la niña prisionera
en volantes y dobladillos.

Ángel que me cuida
con garrafas de agua,
llenas la bañera de esperanza
para que mis aletas abaniquen
un sueño de cinco años
llamado hijo.

Consejo y sonrisa de anguila
duerme a mi vera
y háblame
de Melilla,
del huerto,
de tu amante,
no me importa.

Ángel que me cuida
con forma de hombre,
viril cuando se le antoja
y hermano
a la hora del entierro.

Quesos por ración,
naranja febril
y lengua.

Cuídame
que cuando la madrugada
se vengue
y tus crines,
anémonas
que nos narcoticen sean.

Allí.

Junto a la farola.
en el asiento desgastado de tu coche,

una flor
y de jarrón una lata de cerveza.





martes, 12 de febrero de 2013

EXTRATERRESTRE

Saturno habita
sin hábito
desde que bajo de la nave.

No era industrial
ni de barco.

Bajó del platillo,
una tarde de abril
disfrazado de luces
envueltas
en papel de caramelo-charol.


Subía y bajaba
y de sus anillos se hizo un sombrero.

Extraterrestre,
para que sirve llevar la alianza
chapada en oro,
el hula-hop,
el collarín de cervicales...

Envuelto Saturno
de aros
cierra el que impide
que bajen sus pantalones.


Y observa la vorágine
de la tierra
de las jardineras
de la autovía.

Saturno
de faz verde
por el alcoholismo
enciende el motor
de su cápsula para dormir.

Con un cubata
visiona por sexta vez Black-Runner,
fuma un pitillo
envuelto en noticias de Alepo.

Llora...

Y musita
en su idioma de ondas:

-Qué cono hago aquí...

Marcianos vestidos en traje
y corbata
gobiernan un país de miércoles.

Con cirrosis hepática en un lugar ´
con sol,
con viento,
con gente
que sube el recibo de la luz,
necesito mil generadores,
o un beso
para volver a casa...
            XXX
Saturno
bajó de La atracción
de la feria de su pueblo

El cohete volador su favorita.

Es el loco que dice ser un alienigena.

lunes, 11 de febrero de 2013

LA VEREDA-NIÑA

Ella ,
descargaba las cajas
del colmado
y construía un fuerte.

Veía de lejos el autocar
hacia la escuela
con el tubo del escape
musicando trompetas.

Las manos
le silbaban
guiños.

Y un tomate rodó
con valentía
para indicarle
la puerta.

La niñas primogénitas
tienen que empapelar con rollos de cerezas
la habitación con vistas
de sus hermanos pequeños.

Morar la colmena
para que las abejas
miel paran.

La niña sabia
barrer con  mocho de heno
letras
de diferentes  texturas.

Sin saber aún que era poeta
fue madre-niña.

Muleta para el padre
y camastro de su madre y hermanos.

En el almacen
cierra los ojos
y escribe
cuando el cuerpo cansado
por la jornada,
palabras
que un día
recolectará
como Reina.

La niña...
Que aún vive...



viernes, 8 de febrero de 2013

EL ESTANQUE DE VALLE-CAS

Mírame como a un sapo
respondió
desde la charca.

Y ahogada en otra botella
patiné
por esa sexualidad dual
que siempre
derrama
sobre la falda
en forma de sopa
de ancas.

Títere de las circunstancias
exprimo las miradas
en un zumo.

Me asomo a los nenúfares
televisados
en la lente de sus gafas.

Las arenas movedizas:
el lodo de sus desprecios
que oyen su croar
sobre mi cuello uterino.

(Como si de una revisisión ginecológica
se tratase).

Rana que come carne o pescado,
y esclavizas
al odio
de amar las cosas:
los chicles,
un peine,
y todas las mirillas
de ninguna puerta.

Soy junco anudado,
el batir de las garzas
cuando trituradas
acaban siendo hamburguesas.

Plancha esta colina
o arroja al mar
mi cuerpo
de renacuajos.

Reconoce
o muere en el engaño
de vivir casados
en una falsa,
apuesta de bonoloto.

jueves, 7 de febrero de 2013

A LLÜISA, un poema de Eloy Sánchez Guallart




A Llüisa 
que nació un uno de febrero


Mira la plaza herida
con las sombras casi inmóviles,
restos del exterminio.

Y esa chica que la cruza

con paso vacilante.
Las dunas de su cuerpo
llevan un sol de desierto
que las cubre.

Recuerda aquella noche de verano

inventado la vida que te espera.
En algún lugar del mundo
el escarnio de la sangre derramada.

Pero tu sonrisa aplaca,

con la fuerza de tus ramas desgajas el tiempo
y aunque llegues cansada
inundas de primavera los ojos
que te miran cuando
te aferras al fértil segundo
en el que te has concretado.

Eloy Sánchez Guallart 


miércoles, 6 de febrero de 2013

ATAPATO

A veces le aflige
quererla como a una hermana.

Entreabre la cortina de sus ojos
y mima su pelo
con horquillas.

Abrazados como las ramas,
la leña
que espera ser ardida
en la garganta
de una chimenea.

A veces le ama
como a un marido
que abandona su sortija
en el felpudo.

Le recorta el flequillo
con sus dedos
y le habla de ternura
con promesas
que son burbujas
de gaseosa.

El domingo,
ella era una pata malherida
y con una cuerda
la alzó
al cielo
para que fuese
cometa.

Pato,él de vanidades
y romero
le alivia los dolores musculares
y nunca le promete fidelidad.

Anhelaría tanto que fuese novia en el altar
y no una señora que espera en el arcén.

Que al verla
su hombría se volviera cama
y no un sofá
con funda.
Sentir y amarla.

Ella
siempre le da galletas
con un vaso de horchata,
le susurra:

-Ellas tienen tu cuerpo-faro
yo me llevo:
la verdad,
el abrazo,
el saber que esperamos juntos ser quemados
y siempre voy bien peinada
por tu sonrisa.

No me hace falta nada más,
querido amigo-pato.

martes, 5 de febrero de 2013

DEPÓSITO

Cuando el cuerpo
yace
en una camilla
de hospital.

Una señora
vestida de blanca
mira
desde el biombo.

Lo único que pide un brazo
es que le tiendan la mano.

Cuando la prueba nuclear
acecha
y el dolor
se convierte
en costumbre.

Y solo hay
paredes verdes
de acrílico
y ninguna sonrisa
alberga
en la sala de espera.


Olor a desinfectante
y sin música en las salas.



Un cuerpo yacía
y una mano buscaba otra mano.

Siempre pedía
poder asirla
como el péndulo
que mira al precipicio.




Cuando tu me amarras
al ancla
y siento el latido
de los árboles azules.

El cuerpo no tiene miedo.

Aunque no sepa ni como se llama.

Basta tan poco...






lunes, 4 de febrero de 2013

LILITH Y SARA VERSUS AMELIA Y MÓNICA.


Sus ojos se enturbian
cuando llueve
en el interior de un autolavado.

Lilith y Sara.

El mar
en la lente
ahumada.


Pues son Dulcineas
del Quijote
y caracolas,
sus remolinos.

Ellas son buena gente
como dirían en un pequeño bar de Córdoba.

Espuma de cerveza,
el vaho del ron quemado
y frenesí.

Lilith:

Arroja a ese azul las cenizas de ese hombre,
vestido con traje de pata de gallo

Aligera tu equipaje Sara
y derrama la tinta
que llevas escrita en tu nombre.

Nunca pude imaginar
la belleza de unas risas,
la ruta
aventurera
y sobre todo
la Poesía
hecha mujer.

Una es "Al"
Y la otra "Ma".

Sabias en sus recetas de cocina
glasean
mis penas.

Y ellas mitad
y enteras.

Son amigas
de endecasílabos
y kilómetros.

Peras al vino,
manzanas horneadas.

Siempre dulces
aunque no  merezca,
pues,
un pastel
emborrachado,
mi karma.

Gracias.