viernes, 29 de marzo de 2013

MEDITERRANEAMENTE INCORRECTA

El flahs dispara
y la pólvora
aniquila.

Fotógrafos
que escriben poemas
de tiempo.

Instantáneas
devoradas
por la luz.

Dos semanas
de penitencia.

Con el hilo conductor
de tus cuerdas vocales
en una guitarra
con un pozo
en su vientre.

Porque buscas la letra
número 29
en la calle Alfabeto.

El dar una explicación
como las roscas
del cuello
que no apretadas lo suficiente
manchan
la bandolera.

O la vida
de copiloto
en ese autobús
España-Rumanía
que vira
en la curva.

De cristales tintados
que tapan la cara
a la despedida
o a la recepción.

Hoy desayuné decisiones
y ejecuté una
en medio de la plaza del Carmen.

Mi amigo-logo
me llevó al bar donde cena el verdugo.

Recriminado que ningún  hombre
en su juicio sano
aceptará
la filia a mi peluche almassorino.

Que pretenda dormitar
con el oso caramelo
en todas las coberturas
de la cama
de un hotel,
balneario
o pasillo de quirófano.

Señor psicoanalista.

No soy matemática.
No soy paparazzi.
No soy Rea.

Soy trotamundos.

Y debo emprender mi camino
con tres cabezas.

Uno que decapite al dragón.
otro que eluda las tentaciones
que yo me pongo mi caperuza roja,
muy roja,
rojo,
ojo,
cíclope.






lunes, 25 de marzo de 2013

SEIS DÍAS Y TRES DEDOS Y MEDIO.

Dónde está la fórmula
para vivir sin tus besos.

La piel de melocotón
que envuelve
tu cintura.

Como la pana
del pantalón
con la cremallera abierta
a tantos deseos imposibles.

El perfume afrutado
de tus escamas,
serrín
a punto
de incendiarse.

Prendiste  la mano,
oasis,
desterrándome  ciega,muda y sorda
donde viven
las estatuas de sal.

Dónde está la llave
del candado de mi ansia,
seis días de funerales
y el olor te trajo
a la víctima.

No concibo la existencia
sin su tórax,
radiografía
de un corazón en huelga.

Enseña a olvidar
almíbar,
ternura
y celos
y da la paz
que no tengo.

Vino el espíritu abogado
y separación de bienes
que se fueron.

Un tendedero,
una fiambrera al vacío
y un euroconector.

Vestida con el polar fresa
que regalaste a mi pecho,brazos y espalda
plaño
y con un dedal
pretendo vaciar el océano.

Nectarina,
ciruela
y mucho mas hueso
que carne,
que ruido.
de añoranza
de soledad
cuando te conducen al paraíso club
y muerdes la fruta de silicona.

Para descubrir
lo importante que eres
en seis días de calvario.

El enemigo se encuentra
en mi interior.











sábado, 23 de marzo de 2013

EL DOMADOR FETICHE.

Me enseñaste
a rasurar el ángulo obtuso.

Y la mala hierba nunca amaneció
por sus poros.

A vulcanizar
mis entrañas
con la manos
de Plutón.

Imberbe sexo
de lagunas.

A comprar magdalenas
sin conservantes
para colorear
la boca
insaciable.

Abrir, la puerta
que lava
supura.

Y afilar mi voz,
grabando mi delirio,
libre
libreto
libreta
fabricando
la ama-anilla
espiral,
desplegando el plumaje
para que trémula
volara por cadenas  montañosas.

Me hiciste hechicera
cubriendo
magna...,
preferida ocasional
y amiga del radio
de una rueda.

Mujer
en la pendiente
boca abajo
de mesita
de dama
de noche.

Que de su crisálida
no nació mariposa
sino murciélago.

viernes, 22 de marzo de 2013

EL GATO EN EL CESTO DE MIMBRE.

Cuando la saliva viaja por distintas partes
del celeste.

Y lo único que ama es la paella
de sentimiento esmeralda:
garrafones,judías y guisantes.

Hacen el amor en la mandíbula
desfalleciendo
en el útero estomacal.

Cuando con la fiambrera
del arroz de tu madre.

Y luego te esfumas
igual que un botafumeiro con discursos .

Según la teoría de tu testoterona,
la amistad se vuelve un bizcocho
desmembrado
por el café con leche.

Igual que un torrente
recién barrido por el caudal,
frecuentas mensajes de alterne
por las ubres de tu móvil,
ordeñando citas como números primos.

Entonces me vendes,
te olvidas de mi nombre
y calumnias mi sexo con tu lengua de queso.

Silencio en estrofas
y siempre en el sofá eres postrado
un Lazarillo de Tormes.

Te duele la rodilla de pensar tanto
y me compras de nuevo con el morbo:
aritmética indivisible.

Te quiero y ahora monólogos cuelgas,
fuera de línea,
porque existes amigo estepa
antes que hombre
pero deseo al hombre cumbre
pues contigo
basta
llanura.

                     Lluïsa Lladó.

miércoles, 13 de marzo de 2013

LA CONDESA DESCALZA.(Cal-zen-tines)

Mi historia con los calcetines
empieza por la colada.

Siempre se desparejan
angustiados  
y perdidos
en el cajón desastre.

Los mezclo de color,
texturas
y fantasías.

Resignada
quiero
del olvido
casarlos.

Para que luzcan en mis pies
de noble descalza.

Con alguna hebra,
pelusas,
o agujereado
duerme alguno
en el fondo
de mi cama.

Y acaban como
arenques al sol
encima
de la secadora.

Nunca fui fiel
a las formas,
y mi regla
en el amor
no existe.

Por eso sin calibrar
danzan
los calcetines
en anarquía total

Uno anda desnudo.

El otro trajeado.

Y el otro...ignoro
su paradero

La hombría
de ser flácida
arruga
se torna
al ser vestida
por mi lechosos
cinco dedos
caminante
de vías férreas.

Ellos quieres ser libres.

Como su ama de llaves.

                        Lluïsa Lladó.

viernes, 8 de marzo de 2013

VENENO

Poisson.

Entre las zarzas
y  hierbas malditas habita.

Es inofensivo a la vista
pero mortífero
en sangre.

El alacrán
vestido de smoking
para la sangría
de una boda,
exequias,
antes de tiempo.

Cicuta.

Las botellas de plástico
como los cirios del templo.

Puestas en el armario
con la imagen
de una calavera
a medio grado
y una conjunción abnegada.

Viuda negra
con collar de comprimidos
recien salida
de la mesita de noche.

Abría su mandíbula
y le obligaba
a vender sus besos.

Olfateaba su ropa interior
en busca de un hilo, 
las costuras 
del pánico.

El bolso registrado
y la figura
sumergida
en la Antártida
de su orgasmo.

De rodillas
ante el confesionario.

Y en los ojos:

Wasabi.


jueves, 7 de marzo de 2013

CHOCOLATE

Adicción vainilla.

Su fruto es feo,
tosco
pero al paladar,
placer supremo.

Colgado del árbol
nació indio
muere europeo.

Envuelto en alpaca,
la carta nogal
que lee mi lengua,
se funde
se espesa
con el fuego
con la pala de madera.

Cacao
en pastilla
en tu miembro erecto.

Derretido para el postre
de nuestra vigilia
en virutas
para colmar las ganas
de tenerte
dentro.

Dicen que eres sustituto
del sexo,
yo te proclamo
seductor
nato.

Conquistas países,
helados baños
que cubren
las dunas
de nuestras sombras
chinescas
en la pared
de un foco de Ikea.

Mi espera afrodisiaca
como el turrón
entre las voces
y el silencio.

Avellanas son tus pezones,
blanco bombón almendrado,
tu labio entreabierto.

Miro el reloj
al saber que pronto trepará
tu ser pastel,
las dos onzas de chocolate
que iluminan
el pico de mis senos.

La bebida de los dioses
pronto llega
a mi valle
en forma de lluvia.

Colina mojada azteca.

Praliné.

miércoles, 6 de marzo de 2013

THE



Lumbre.

En tarros de loza
o en cubos de cartón
así sobreviven las hojas marchitas
que maceradas
saben  amargas.

En latas de países exóticos
con colonias
y nombres de matices
en el bazar del gourmet.

Ellas viven secas
como pequeñas uvas
que centrifugadas
saben a beduinas fantasías.

Me amaste así
prensada por la pared de tu silueta
hasta fenecer inmóvil
de deseo.

Aprendí a ser té
y tus manos me aseaban
bajo el chorro
de la fuente

Una vez limpia
la tetera era mi alcázar
y sentía la hierbabuena
como  frotaba
su olor
en los pliegues innombrables
de codos
rodillas
nuca
y coxis.

Hasta quedar presa
y renacer catarata
en un vaso
adornado
con tus huellas.

Me amabas ,asida a tus muñecas
y tu chorro
germinó
en varón divino,
terrón azucarado.

Siempre el misionero
rezaba la misma plegaria
y esos ojos celestes
nunca gimieron.

Mis piernas selladas
eran cola de sirena
que aprendieron a ser flecos.

Hoy recuerdo
tu amor de espalda
de fontanería
urgente.

El sexo
que nunca
conoció
lo que ocurría
tras el jardín.

Sorbo la infusión
y veo que esa mujer
que dormía en tela de saco
sumergida
era poso.

Y mi tez descubrió un placer
que no lleva ni cordel
ni marca.

El sabor
de mezclar
frutos
y pétalos.

La gehisa se lavó la cara
y corre sin zapatos
por el bulevar.

Brasa.




domingo, 3 de marzo de 2013

MILK

Hambre.

Allí descansa el pelotón
como bloques
con el número de los meses.

Un regimiento piramidal
de esos que adoran al sol
con la blancura
de un soldado
que fallece
en la estepa rusa.

Brick de leche,
descremada,
entera
o semi.

En el supermercado sobre pale
en fundas de plástico trasparente,
prisioneros
sin respiro.

Algunas melosamente ricas
de las que te convierten en gata
con bigotes de oleo.

Otras aguadas,
igual que el vaso con pincel
después de haber pintado la nieve.

Mi preferida
se sirve en botella de cristal
en cuerpo de hombre
albo
cano
viril
abraza como la escarcha
bachatea
con el cuerpo
hasta formar torbellino
capuchino,
su boca  la hierve
hasta desbordar espuma
del cazo.

Con su lengua de melaza
me vuelve confitura
hasta que derrama
su láctea fuerza
por mis muslos,
vientre,
orquídea,
vía.

Frita
de dulce,
con arroz,
merengada
y en polvo.

Sirvela sobre el bol de mis pechos,
apaga mi vela
como siempre de noche;
cuando la gente duerme
y nos amamos
a escondidas

Beber
y  saciar con  calcio
los huesos.

Vestir de Chantilly
con  tela sudorosa.

Sed.